Herida abierta

lake-2247483__340.jpg

HERIDA ABIERTA

8 de diciembre de 1980. Ese fue el segundo día que te vi, lo recuerdo con nitidez. Pasaste por delante de mí saltando, tus coletas ondeaban y la mochila de la abeja Maya botaba en tu espalda. No fui capaz de acercarme y hablarte. Te seguí viendo cada semana, mes tras mes, año tras año. Mi remordimiento creció a la par que tú lo hacías. Hoy, tanto tiempo después, por fin tengo valor para presentarme y contarte la verdad. Solo espero que ya sepas que eres adoptada.

Anuncios

23 comentarios en “Herida abierta

    • lunapaniagua dijo:

      Muchas gracias. Yo no conozco ningún caso y solo puedo imaginar, me sorprende tu opinión porque siempre he pensado que sería al revés (tal vez por tantas películas de niños que buscan a sus verdaderos padres), que buscaría un porqué. Gracias por comentar y dar tu punto de vista, me ha parecido muy interesante. Un besote.

      Le gusta a 1 persona

  1. carlos montalleri dijo:

    En un caso así, yo creo que es mejor contarles las cosas tal como son, porque la adopción es algo estupendo y no hay nada que lo deba ocultar. En estos tiempos es muy diferente a lo que pasaba hace, no sé… cuarenta años donde todo se ocultaba. Lo que es cierto es que el adoptado siente una necesidad de conocer sus orígenes, lo que es bastante entendible y no es un menoscabo de su amor a los padres que le han dado una nueva vida.
    Un abrazo Luna

    Le gusta a 1 persona

    • lunapaniagua dijo:

      Sí, yo recuerdo de niña que el tema de la adopción era tabú. Hoy en día, por suerte está normalizado, y se acepta que un hijo y sus padres pueden tener rasgos muy diferentes, y que ser padre o madre va mucho más allá y no es exclusivo de engendrar un ser. Un besote y buen finde.

      Le gusta a 1 persona

  2. Carmen dijo:

    Hola, Carlos:
    Creo que me he explicado mal: ¡por supuesto que un niño adoptado está en su derecho de saber que lo es! Mi comentario se ceñía a mi interpretación del cuento de Luna (aunque puedo haberlo malinterpretado): el que sea el padre o la madre biológica quien tome la decisión de explicarlo al niño, sin que lo hagan antes quienes lo quieren como un hijo, lo que, de hecho, es. Lo que quiero decir es que en esta ecuación no entran tanto los sentimientos de los progenitores -biológicos o adoptivos- como el bienestar de niño, y son muchos los factores que hemos de tener en cuenta: como bien dices, es cierto que muchos chavales adoptados sienten la necesidad de conocer sus orígenes (y me parecería terrible ocultárselos) pero también hay chavales que preferirían no saber que son adoptados ni conocer a unos padres a los que rechazan. ¿Hemos de obligarlos a hacerlo? No lo sé,…. la verdad es que es un tema que me plantea múltiples dudas.

    Le gusta a 2 personas

    • lunapaniagua dijo:

      No creo que Carlos criticara tu comentario, pienso que simplemente comentaba el texto.
      Se entiende tu comentario, por supuesto el adulto tiene que actuar de acuerdo al interés y lo que sea mejor para el niño.
      Contarles que son adoptados yo pienso que sí y cuanto antes, conocer a sus padres biológicos solo si ellos quieren. Como acabo de comentar, ser padre o madre no es exclusivo de quien “crea”, es algo que va mucho más allá.
      También tengo muchas dudas sobre el tema, supongo que cada caso y cada familia lo planteará de una manera.

      Le gusta a 1 persona

    • carlos montalleri dijo:

      Es un tema delicado que admite interpretaciones aunque todas encaminadas a lo más importante que es el interés y el bienestar del menor adoptado. En eso sin la menor duda coincidimos.
      Pero hay un punto que quiero matizar, siempre desde mi punto de vista, claro. El niño/niña o especialmente ya de joven o de adulto tendrá casi con certeza la necesidad de responder a una sencilla pregunta ¿Por qué me dejaron mis padres biológicos? Eso es así, porque necesita entender los motivos, y eso va con la esencia humana. Él/ella no va a buscar reproches ni culpabilidades, sino tan solo conocimiento.
      Me parece muy interesante tu aportación. Gracias y un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. maximodisaster.blog dijo:

    Ay, ¡quién pudiera mantener esta conversación ante una cervecita o una taza de café! Gracias, Luna, en ningún momento me tomé el comentario de Carlos como una crítica (y de serlo habría sido muy constructiva). Si hay algo que me encanta desde que te sigo y participo en este blog es el cariño y el respeto que transmite por parte de todos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Daxiel dijo:

    Luna, es un relato real ademas de tristemente nada original, por haberlo padecido muy pegado, Claudia dio con lo concreto, la verdad por dolorosa que sea duele una vez, para las partes empezar a diseñar las estructuras de lazos, las aceptaciones y las soluciones de vida perpetuas; en cambio el ocultar o mentir, duele para siempre, su ácido corroe las buenas intenciones que esmeriladas, carecerán de afectos, pero si de afecciones; las acciones paternas una vez reveladas traen aparejadas un sinfín de menosprecio y en contra parte un millar de preceptos mal adquiridos por el cargo de…en definitiva una verdadera porquería de un acto noble y de valentía tirado a la basura por la ignorancia o la apatía de no decir las cosas como son y punto.

    El relato es concreto certero y valedero, para este latino austero.

    Le gusta a 1 persona

    • lunapaniagua dijo:

      Hola Daxiel, tus palabras transmiten una mala experiencia. Es un tema complicado, como todos en los que el bienestar de un niño está en juego, y no habrá dos situaciones iguales. Pienso como tú que hay que actuar siempre llevando la verdad por bandera. Y aunque duela, dejar los sentimientos del adulto en segundo plano y tener en cuenta primero los del niño. Gracias, Daxiel. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. Maria del Mar ponce dijo:

    Decir la verdad de las cosas, de todas las cosas, por mucho que nos cueste es una valentía y un acto de honradez. Me gustó leerte. Y quiero añadir que cada cosa tiene su tiempo hasta la misma verdad lo tiene. A veces para ser entendidos dentro de la realidad aplastante hay que esperar. Besos a tu corazón.

    Le gusta a 2 personas

  6. mialmarural dijo:

    Cien palabras muy bien aprovechadas, Luna.
    Me gusta la delicadeza con la que tratas el tema de los hijos adoptados y sus padres biológicos. Decir qué opciòn es mejor,que si decir la verdad a los niños o si no, yo creo que es cada uno el que sabes cómo tiene que actuar. Es algo muy subjetivo.
    Buen microrrelato, Luna.
    Besos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s