DÍAS DE HILO Y DEDAL — Sobrevivir a Trabajar en Casa

Comparto con vosotros mi colaboración en Sobrevivir a Trabajar en Casa. Aunque es un blog para todo tipo de personas, he querido hacer un homenaje a esas mujeres que, como dice María, ya trabajaban en casa mucho antes de que existiera internet. Además, se ocupaban en exclusiva del cuidado del hogar, de los hijos, y de otros familiares en caso de que fuera necesario.

Una de esas mujeres y fuente de inspiración para este relato es mi madre. Desde aquí mi reconocimiento, admiración y agradecimiento. Y muchos besitos 😉

 

¿Qué fue antes: internet o el trabajo en casa? Este es un relato sobre una profesión también desde casa.

a través de DÍAS DE HILO Y DEDAL — Sobrevivir a Trabajar en Casa

Anuncios

25 comentarios en “DÍAS DE HILO Y DEDAL — Sobrevivir a Trabajar en Casa

  1. Máximo Disaster dijo:

    Mi abuela era costurera y sacó adelante a toda una familia numerosa a fuerza de horas de dedal y aguja. Aún así, encontraba tiempo para vestir nuestros muñecos con prendas de creación propia. A todas ellas les ponía la etiqueta de “Modas Carmen”, tal como hacía con los trajes de verdad, destinados a sus clientas. No se me ocurre una profesión que refleje con más fidelidad el trabajo duro y callado de las mujeres. Un cuento precioso, Luna.

    Le gusta a 3 personas

  2. carlos dijo:

    Es un relato estupendo Luna. la máquina de coser era fundamental en casa de mis padres y lo sigue siendo en la nuestra, esas prácticas tareas con las que “las mujeres” ocupan las tardes resolviendo intrincados problemas de la economía familiar. Escoger el hilo adecuado, la tensión de la costura, seleccionar el pespunte más conveniente y en las más modernas pisar el acelerado mientras la tela hilvanada, a favor de la caída, avanza como por arte de mágia siguiendo la senda marcada por la tiza. Mi madre era una excelente maestra de corte y confección. Un besazo.

    Le gusta a 2 personas

  3. María Rivero dijo:

    Muchísimas gracias por todo, Luna. Encantada de haber contado contigo y con tu relato, y aun más de que lo hayas hecho a través de la imágen de costureras y modistas, incansables trabajadoras desde casa, o desde cualquier lugar, y para las que no hay horarios, es más, que siempre encuentra tiempo, y retales, para regalar sus mejores creaciones a la familia.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s