Trasplante

emociones en 50 palabras

Todo listo: espejo, material quirúrgico, corazón de un portador exquisitamente seleccionado —cariñoso y empático—. Debía apresurarse, en tres horas dejaría de ser viable para el trasplante.

La naturaleza le había dotado de un cerebro excepcional. Pero estaba cansado de escuchar que no tenía corazón, y estaba decidido a cambiarlo.

Microrrelato para el reto «Emociones en 50 palabras» de mayo de Sadire Lleide. Requisitos: escribir un microrrelato o poesía inspirado en la imagen o el sonido que nos proponga en tan solo 50 palabras.

34 comentarios en “Trasplante

  1. Magdalena dijo:

    Dice el Capitán de mi tierra “El cerebro siempre debiera estar al servicio del corazón y no al contrario” y es cierto, porque el talento es una cuestión de insistencia.
    Besiños palmeiráns, querida luna, y saludos para el capitán con tan simpático y gallego alias.

    Le gusta a 1 persona

  2. palmeiralibre dijo:

    Tengo una amiga bajita que cuando algún chico al que había dado calabazas, despechado, le llamaba “retaca”, ella siempre respondía: “El buen perfume, en frasco pequeño”.
    Eso es lo que ocurre con tu cuento: poco, pero fantástico.
    A ver cuándo podemos darnos un abrazo de verdad.

    Le gusta a 1 persona

    • Luna Paniagua dijo:

      Je, je, retaca pero cuando dice que no, qué mal aceptan algunos el rechazo.
      Pues sí, estoy deseando que vengáis y llevaros a ver Itziar, es precioso y así veis de dónde viene el nombre. 😉
      ¡Muchas gracias! Un fuerte abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s