Reseña: Un lugar a donde ir

María OruñaTítulo: Un lugar a donde ir

Autora: María Oruña

Editorial: Ediciones Destino

Fecha de publicación: 21 de febrero de 2017

Número páginas: 472

Edición: digital

Género: novela negra

María Oruña (Vigo, 1976) es escritora y abogada. En 2013 publicó su primera novela, de contenido jurídico, La mano del arquero. En 2015 llegó la primera de misterio, Puerto escondido, seguida en 2017 por Un lugar a donde ir y en 2018 por Donde fuimos invencibles. Las tres forman una trilogía con gran éxito de crítica y ventas. Su nueva novela de misterio, El bosque de los cuatro vientos, verá la luz en cuanto la situación sanitaria actual lo permita.

⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗

Sinopsis:

Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de varios asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en La Mota de Trespalacios, un recóndito lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval. Lo más sorprendente del asunto no es que la joven vaya ataviada como una exquisita princesa del medievo, sino el objeto que porta entre sus manos y el extraordinario resultado forense de la autopsia.

Cuando hasta los más escépticos comienzan a plantearse un imposible viaje en el tiempo, comienzan a ocurrir más asesinatos en la zona que parecen estar indisolublemente unidos a la muerte de la misteriosa dama medieval.

Mientras Valentina Redondo y su equipo investigan los hechos contrarreloj, Oliver Gordon, ayudado por su viejo amigo de la infancia, el músico Michael Blake, buscará sin descanso el paradero de su hermano Guillermo, desaparecido desde hace ya dos años, y descubrirá que la verdad se dibuja con contornos punzantes e inesperados.

⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗⊗

Un lugar a donde ir es la segunda entrega de La serie de los Libros del Puerto escondido, por detrás de la novela que da nombre a la saga: Puerto escondido (reseña). 

Suances es un tranquilo pueblo de la costa cántabra y no son para nada habituales sucesos como los asesinatos que ocurrieron hace unos meses. Por eso es tan sorprendente que aparezca el cadáver de una joven vestida de princesa medieval en una cercana localización: La Mota de Trespalacios, una fortificación también de la Edad Media. No será el único asesinato de la zona, habrá más y, al parecer, tienen relación entre ellos. ¿Cuál? ¿Quién? ¿Por qué? Les corresponderá encontrar respuesta a esas preguntas a la teniente Valentina Redondo y a su equipo, a quienes ya conocemos de la anterior novela.

Asimismo, nos reencontramos con Oliver Gordon, ya asentado en Villa Marina. Su papel no tiene solo que ver con la relación que inició con Valentina, sino que intentará llevar adelante su propia misión: encontrar a su hermano Guillermo. Es esta una trama secundaria que va ganando interés según avanza la novela.

En capítulos intercalados vamos leyendo, por un lado, las reflexiones de un misterioso narrador y, por otro, las peripecias de un grupo de colegas y amigos científicos y espeleólogos desde cinco años atrás. Para conocer la posible relación que puedan tener con la trama principal solo hay una opción: leer hasta el final.

La investigación está bien hilada, crea interés desde el primer momento y va ganando tensión a medida que avanza. Es el hilo conductor y está bien armada, pero la riqueza de la novela va más allá. Si en la reseña de Puerto escondido resalté que «los escenarios […] se integran en la trama y forman parte activa de muchas de las escenas», en Un lugar a donde ir esa simbiosis es aún más profunda. También la parte documental está trabajada con meticulosidad: localizaciones, espeleología, datos históricos…

Y no puedo dejar sin mencionar la parte intimista, que da profundidad a los protagonistas, no solo a los principales. Las relaciones interpersonales y la influencia que en ellas tienen las ambiciones de cada cual, el pasado, las malas y buenas decisiones forman parte de las personalidad de los personajes, porque son personas además de guardias civiles, forenses, hosteleros, víctimas o… asesinos.

Podéis consultar más información sobre esta novela, puntos de venta, localizaciones y otras curiosidades en este enlace de la página web de María Oruño.

 

 

 

13 comentarios en “Reseña: Un lugar a donde ir

    • Luna Paniagua dijo:

      A mí es el género que más me gusta, se nota porque la mayoría de las reseñas lo son, je, je, aunque también me gusta variar de vez en cuando. 🙂
      Muchas gracias, Estrella, si te decides a leerlo, mejor empieza por el primero de la serie (son tres), Puerto escondido es el título.
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s