Yo nunca lo he hecho

sex-2738360__340

YO NUNCA LO HE HECHO

Ni siquiera sé su nombre, pero está muy cerca. Demasiado para mantener una conversación. Y se acerca aún más. El retumbar de mi corazón se me extiende por la garganta y hasta las sienes; yo nunca he hecho esto.

Sigo el avance de sus carnosos y sensuales labios, ahora tan próximos a los míos que tengo que bizquear para verlos. Mientras una parte de mi mente discute con la otra si continuar o salir corriendo, me besa. Y vaya beso. Pero… no debería; yo nunca he hecho algo así.

Seguir leyendo

Que no me encuentren

time-1485384__340

QUE NO ME ENCUENTREN

Sacó la maleta de debajo de la cama. Metió algo de ropa, el neceser de viaje, la carpeta donde guardaba el pasaporte y toda la documentación importante, y varias cosas sin utilidad práctica pero que nunca dejaría atrás: la orla de la universidad, un álbum de fotos de su niñez,  una caja con monedas extranjeras y una figura de la Virgen de Guadalupe que le regaló su abuela.

Seguir leyendo

Pescando recuerdos

Cualquier parecido con darecadodemi NO es mera coincidencia.

darecadodemi

PESCANDO RECUERDOS

Estamos sentados en un banco del parque, con un amigo de Paulo. Hablan del tiempo, el atmosférico y el que no deja de pasar; de la huerta, de que le trato como a un crío y de cómo han cambiado las mujeres, «que hoy en día no se les puede decir ». Aunque cuenta Paulo que su abuela también tenía mucho carácter, una vez le dijo a su abuelo que se iba al baile, pero abrió y cerró la puerta y se escondió en la habitación pa darle un susto.

Su amigo se despide y cuando se aleja lo suficiente para que no nos oiga, me cuenta:

Seguir leyendo

Carta a Papá Noel

writing-1912945__340

CARTA A PAPÁ NOEL

Querido Papá Noel:

Este año he sido muy buena. La profe solo ha mandado cuatro notas a casa, mamá no se enfada más de dos veces al día y no le he pegado a mi hermano cuando me aburría, solo cuando se lo merecía.

Me gustaría que me trajeras una Nintendo Switch y el juego Miitopia. Y nada más porque mis padres no me dejan pedir más de dos cosas. ¡Ni que tuvieran que pagarlo ellos!

Seguir leyendo

Solo una vez

hare-1253467__340

No paró de correr desde el hospital hasta su casa. Recorrió en cinco minutos el camino para el que en condiciones normales hubiera necesitado casi veinte. Los cristales de los escaparates apenas tenían tiempo para reflejar el paso de un hombre bajo, de pelo rubio y corto, rollizo y vestido con traje gris y camisa.

Entró en su casa y cerró la puerta de un empujón, se sentó en el sofá y miró durante varios minutos la televisión apagada. No recordaba demasiado de la conversación que acababa de mantener con el médico, pero había tres palabras que no le abandonaban: VIH, positivo y SIDA.

Seguir leyendo

Pan comido

virtual-reality-1535448__340

PAN COMIDO

—Perdona, esa furgoneta que vendes, ¿cuántos kilómetros tiene? —A Eva le encantaba, era justo el vehículo que quería, aunque tendría que observarla más detenidamente, por supuesto.

—¡Hola! 50.000 —le contestó Enrique.

—¡Qué pocos!

—Ya ves. La compré para usarla con mi exnovia, pero me dejó y no me gusta viajar solo.

—Vaya, qué pena.

—Sí, bueno, ya lo he superado. Aunque es un rollo cocinar para uno solo.

Seguir leyendo

La tortuga y el salmón

salmontortuga

LA TORTUGA Y EL SALMÓN

Una tortuga nadaba en aguas profundas del océano cuando llegó un salmón. Se cayeron muy bien y enseguida se hicieron inseparables. Pasaban todo el tiempo juntos, jugaban y reían sin parar. Un día se prometieron que serían amigos para siempre y nunca se separarían.

Poco a poco, los demás salmones volvían hacia el río del que vinieron, para remontarlo hasta el lugar en que nacieron y allí desovar. También las tortugas se marchaban, en busca de zonas del mar con más medusas para alimentarse.

Seguir leyendo

Concatenación

matrioska-1631194__340

CONCATENACIÓN

—¡Empuja, cariño! ¡Empuja!

—¡No puedo!

—¡Claro que sí! Lo estás haciendo muy bien…

Leroy apretaba la mano de su mujer y le acariciaba el pelo, mojado por el sudor del esfuerzo. Susan estaba tumbada en la camilla del paritorio, con las piernas abiertas y los pies apoyados en sendos estribos. Cogía y echaba aire con rapidez, incapaz de respirar como le enseñaron en las clases de preparación al parto.

Seguir leyendo

De siesta en siesta

cat-323262__340

DE SIESTA EN SIESTA

La verdad es que soy un gato afortunado. No me puedo quejar de nada, pese a que mis compañeros de piso —por llamarlos de alguna manera—, son un poco raros. Y sucios, ¿puedes creerte que no se saben limpiar? Yo alucino. Para lavarse se mojan con agua. ¡Agua! Todos sabemos que es solo para beber. Pero son incapaces de pasarse la lengua por todo el cuerpo. Solo a veces, después de comer algo, se chupan los dedos, aunque más tarde los vuelven a poner bajo el grifo. No tiene sentido.

Seguir leyendo

Alerta submarina

diving-1656465__340

ALERTA SUBMARINA

Un día de finales de julio, en el fondo del mar cerca de la isla de Tabarca se oye una canción…

—…para que bailes en esta fiesta, bajo el maaaaaaar… —Estrella hace una reverencia y todo el público rompe a gritar y aplaudir. Bueno, aplaudir, lo que se dice aplaudir, solo Pulpo y Langosta. Los demás hacen lo que pueden: Mero, Barracuda, Salmonete y Gobio mueven las aletas con rapidez; Nudibranquio agita las branquias y Morena abre y cierra la boca.

Seguir leyendo