La flor

reto de escritura

Hubo una época en la que con cada inspiración sentía que un alambre de espino rodeaba su corazón. Ya no; ya no le dolía vivir. Ya, simplemente, no podía sentir. Se dejaba llevar: una mirada vacía por la ciudad llena. Un alma ajena al sol y a la lluvia e impermeable a los sentimientos.

Hasta que la vio. Una flor solitaria asomaba por una grieta del hormigón. Una solitaria flor, roja como la sangre que volvía a percibir por las venas. Sacó el teléfono y le hizo una foto, por si olvidaba que la vida siempre se abre paso.

Microrrelato para el reto Escribir jugando de marzo del blog de Lídia. Requisitos: Seguir leyendo

Uxue Emebi

UM2

Os doy la bienvenida a la presentación en sociedad de mi página web profesional actualizada (¡haced clic en la imagen!). Lupacor da paso a Uxue Emebi, con varios servicios editoriales, en castellano y en euskera, y un aspecto más personalizado.

El nuevo logotipo es obra del ilustrador Pablo Matera. Aún estoy asombrada de cómo ha plasmado mi esencia y la de mi proyecto. Animaos a visitar su porfolio en Domestika y a seguirlo en Instagram y Facebook.

Para no perderos mis consejos de escritura, redacción, lectura u otros artículos sobre literatura, no tenéis más que seguir los blogs:

O mis redes:

Estaré encantada si me seguís, os dais una vuelta por la página y me contáis qué os parece. Tenía pendiente desde hace bastante tiempo esta actualización y por fin la he hecho. El nuevo Uxue Emebi es el resultado de mucha ilusión, trabajo y esfuerzo. Y no podría haberlo hecho sola, así que gracias a quienes siempre sacáis un momento del tiempo que no tenéis para ayudarme.

Amalia

Es tu mirada la que ilumina el universo. Tengo la certeza, mientras te contemplo sin que me veas mirarte. La siento en esta noche sin luna, en esta vida sin estrellas. Tú no lo sabes; desconoces que tus dos faros guían mi destino hacia una playa segura, alejan los truenos de mis temporales y refuerzan la quilla de mis emociones.

Pero tú, incauta, coqueteas indiferente con Morfeo. Ignorante de la desgracia que causarás. Ajena a que tus ojos sean algo más que un instrumento para mostrarte el mundo. Desconocedora de que me llevarás de vuelta a las tinieblas.

Observo, temblorosa, tus párpados cerrarse. Temo el momento en que tus pestañas concluyan el recorrido y la oscuridad vuelva a ser una realidad. Quiero gritarte que no lo hagas, que no me hagas esto.

Y entonces, sucede: escondes por completo tu mirada.

Compruebo, incrédula, que aún te veo. Miro al cielo, mas no encuentro el sol.

Entiendo, en este momento, que la luz siempre encuentra un modo de salir a través de ti. Porque tú eres la luz.

Letras inspiradas por la maravillosa pintura de Amaia L. Podéis ver más obras en su perfil de Instagram.

Idiotas

reto de escritura

El viento libera mechones de su pelo y colabora con el entusiasmo para colorearle las mejillas. Desde que la conozco me ha atraído como un imán, pero nunca la había querido tanto como ahora, mientras grita «¡idiotas!» una y otra vez. Sigo su mirada y me encuentro con un montón de ojos desbordantes de envidia, que no pierden de vista a la casita atada a un aerostato en la que viajamos. Ahí se quedan, con los pies clavados en la insulsa cordura, todos los que se reían de mí por querer construir castillos en el aire. 

Microrrelato para el reto Escribir jugando de febrero del blog de Lídia. Requisitos: Seguir leyendo

Sorteo: El suicida que cumplió cien años

Novela de Javier ValeroQuienes me seguís ya sabéis que leo de todo; eso me ha llevado en más de una ocasión a comprobar que lo que más se vende no es para tanto, y que hay escritores desconocidos con gran talento. Este último es el caso de Javier Valero, un descubrimiento inesperado y agradable.

El caso es que sortea un ejemplar de una de sus novelas, El suicida que cumplió cien años (clic en el título para leer mi reseña). Os animo a participar, es muy fácil. Podéis conseguir una participación por cada una de sus tres redes sociales:

Sorteo en Facebook

Sorteo en Twitter

Sorteo en Instagram

¡Animaos y suerte si lo hacéis!