La búsqueda

barquillos

LA BÚSQUEDA

Desde ese día nadie vende barquillos en el parque, ni cómics en el quiosco, ni golosinas en la plaza. No se oyen risas ni gritos y la quietud envuelve al pueblo. Las personas mayores, antes tan críticas con la velocidad de balones, patinetes y bicicletas, ahora murmuran apesadumbradas sobre la ausencia de barullo. El alcalde permanece escondido en su casa, incrédulo y arrepentido. Padres y madres recorren sin descanso el bosque de las afueras, angustiados. En el cuento fue mucho más fácil encontrar la flauta.

COMPROMISO FAMILIAR – RETO 18

wind-farm-1747331__340

COMPROMISO FAMILIAR

Tras 5 minutos con la cabeza oculta entre las manos, Ana la levantó y suspiró. Debía tomar una decisión pero le estaba resultando muy difícil. Miró por la cristalera de su despacho. Al otro lado estaba su tío, mesándose el bigote con la mirada perdida hacia la ventana, y con seguridad la mente extraviada muy lejos de allí.

Ana era una joven resuelta, inteligente y emprendedora. Hacía ya tres años que montó su propia empresa de molinos eólicos. Trabajaba para organismos de diferentes puntos del país, y tenía tres fábricas y doscientos empleados.

Seguir leyendo