Nunca falla

El blog de Lídia

No le había contado esto a nadie, pero hoy, por lo que sea, me apetece compartirlo contigo: cuando estoy triste, cuando siento que la vida me vence, subo al desván, abro el baúl donde mamá guardó la ropa de la abuela Pilar, cojo uno de sus chales y me envuelvo en él. Con su olor arrullándome, cierro los ojos y recuerdo las palabras que un día me dijo: «Solo tú puedes encerrar tu pensamiento en una jaula. No lo hagas; deja que tu mente vuele libre».

Así lo hago, y siempre encuentro las fuerzas para seguir adelante. Nunca falla.

Microrrelato para el reto Escribir jugando de octubredel blog de Lídia. Requisitos: Seguir leyendo

Que no me encuentren

time-1485384__340

QUE NO ME ENCUENTREN

Sacó la maleta de debajo de la cama. Metió algo de ropa, el neceser de viaje, la carpeta donde guardaba el pasaporte y toda la documentación importante, y varias cosas sin utilidad práctica pero que nunca dejaría atrás: la orla de la universidad, un álbum de fotos de su niñez,  una caja con monedas extranjeras y una figura de la Virgen de Guadalupe que le regaló su abuela.

Seguir leyendo

Una gran historia

Estoy muy contenta por tomar parte en esta iniciativa de Marifa. Consiste en escribir un relato de siete líneas, continuación del de quien te invita, e invitar a alguien para que lo siga.

Muchas gracias a Mayte por incluirme. Le copio el formato, podéis leer los textos anteriores, y el mío el último:

Es preciso tomar de a pasito  cuando el contenido es denso, finito. Se conjugan mejor los sabores en la misteriosa cueva de lo inimaginable. El paladar hace fiesta para recibir cuantiosos ingredientes desconocidos hasta entonces y dentro del delgado túnel de los sueños retenidos, emociones encontradas hacen fiesta hasta llegar a su destino.

Marifa

Seguir leyendo