Doblete

Luna Panigua

Imagen propia

Lídia Castro y Sadire Lleire han ayudado a que mi abril, un tanto mustio por razones obvias, acabe en flor. Las dos han elegido mi microrrelato de sus respectivos retos, Escribir Jugando y Emociones en 50 palabras, como ganador del mes. Os animo a leerlos haciendo clic en los galardones que tan orgullosa expongo.

¡Mil gracias, compañeras!

Escribir Jugando

 

Emociones en 50 palabras

Y quiero acompañar la entrada con una canción. Que no cunda el pánico, no es Resistiré.

Libertad, cantada por Julieta Venegas y cuyos autores son ella misma y Jesús González. Espero que la disfrutéis como yo.

El poeta

i-am-a-student-1412778_960_720

EL POETA

Ese catorce de febrero Carlitos llegó el primero a clase. Dejó un sobre rosa en la mesa de la profesora y se sentó en su pupitre, en la tercera fila. Se dio cuenta de que lo había puesto al revés; se levantó a toda prisa para darle la vuelta y que quedara hacia arriba lo que había escrito: «Para la señorita Elo». Regresó a su pupitre justo cuando sus compañeros comenzaban a entrar. Seguir leyendo

Inocencia a prueba de bombas

inundaciones

INOCENCIA A PRUEBA DE BOMBAS

Sara observa a su hijo correr hacia la tienda de campaña, su hogar desde hace meses. No esquiva los charcos. «Este niño, ahora tendrá que estar dentro hasta secarse». Sufre al verlo en sandalias con este temporal. Les robaron las maletas en verano, al bajar del barco en que cruzaron el maldito mar que se tragó a su marido y a su hija pequeña. Por suerte le donaron unos calcetines. El pequeño llega hasta ella colorado y con una gran sonrisa.

—¡Mamá! Junaid dice que pronto será Navidad.

—Sí, cielo, pero…

—¿Crees que los Reyes Magos me traerán unas botas?

Microrrelato realizado para el taller de escritura de Literautas de diciembre.

Requisitios: máximo 100 palabras y que aparezca la palabra «navidad».

Reto opcional: incluir también las palabras «sandalia» y «barco».

La búsqueda

barquillos

LA BÚSQUEDA

Desde ese día nadie vende barquillos en el parque, ni cómics en el quiosco, ni golosinas en la plaza. No se oyen risas ni gritos y la quietud envuelve al pueblo. Las personas mayores, antes tan críticas con la velocidad de balones, patinetes y bicicletas, ahora murmuran apesadumbradas sobre la ausencia de barullo. El alcalde permanece escondido en su casa, incrédulo y arrepentido. Padres y madres recorren sin descanso el bosque de las afueras, angustiados. En el cuento fue mucho más fácil encontrar la flauta.

Trato hecho

money-1305121__340

TRATO HECHO

Nada, no le queda nada, ni una pipa. Y todos sus amigos aún tienen golosinas. Siempre igual, se lo come todo tan rápido que acaba el primero y luego pasa envidia. Rebusca en los bolsillos, aunque sabe que se ha gastado el euro que su madre le ha dado antes de salir de casa. Quién sabe, igual se lleva una sorpresa y encuentra alguna moneda perdida de otro día. No, no hay suerte.

Seguir leyendo

Al parque de Arriaga

AL PARQUE DE ARRIAGA

Ayer volví a pasear

al parque de mi niñez

imposible no evocar

momentos que allí pasé.

 

Alrededor del lago

tirando migas de pan

corriendo tras los patos

forzándoles a volar.

 

Los columpios otros son

echo en falta aquel tren

desde lo alto del vagón

más de uno vimos caer.

 

Engañosa pendiente

que en bicicleta subí

al bajar accidente

aún tengo la cicatriz.

 

Ermita juradera

ceremonia sin igual

con teatro y hogueras

en la noche de San Juan.

 

Desatando al ocaso

pasión adolescente

en la hierba echados

ocultos de la gente.

 

Y en las horas muertas

por él salir a correr

dando vuelta tras vuelta

pisotear el estrés.

 

Hoy vuelvo a este mi parque

nuevos tiempos y vida

por los mismos lugares

veo correr a mi hija.

 

Es un honor añadir estos preciosos versos de Carlos:

Pasaba el sendero entre las flores
donde existen recuerdos dormidos
esperaban despertar con tus pasos,
y de repente, se descubren de niña.

Reto 10 – Literup-ELDE

10. Haz una historia con un protagonista que evoque tu niñez.

circo

CIRCO VINTAGE

Faltaba poco para que empezara  el espectáculo, le temblaban las piernas y le cosquilleaba el estómago. Hacía tiempo que, con gran pesar, dio la que creyó su última función; no esperaba volver a salir a un escenario y aquello era para él una grata sorpresa del destino.

Con los ojos iluminados como un niño ilusionado —a pesar de que hacía mucho que había dejado de serlo— y mucho cuidado movió la pesada cortina para observar sin ser visto a su público de esa tarde.

Seguir leyendo

Reto 9 – El libro del Escritor

9. Escribe un relato que integre las palabras ‘luz’ y ‘cuadro’ como elementos relevantes del argumento.

atienza-monumentos-iglesia-museo-san-gil-20120325235751

UNA TARDE EN EL MUSEO

Miriam prefería comer un plato de coliflor antes que ver aquel museo, pero a sus nueve años no tenía elección. Caminaba unos metros detrás de sus padres, con los brazos colgando a los costados, la cabeza agachada y los labios apretados. Cruzaba salas llenas de cuadros, parándose cuando lo hacían sus progenitores. No se fijaba en ninguna de las obras de arte sutilmente iluminadas por lámparas individuales que adornaban las paredes.

Pero de repente, percibió que uno de los cuadros tenía una luz diferente, más blanca, que aumentaba y disminuía de intensidad.

Seguir leyendo