La flor

reto de escritura

Hubo una época en la que con cada inspiración sentía que un alambre de espino rodeaba su corazón. Ya no; ya no le dolía vivir. Ya, simplemente, no podía sentir. Se dejaba llevar: una mirada vacía por la ciudad llena. Un alma ajena al sol y a la lluvia e impermeable a los sentimientos.

Hasta que la vio. Una flor solitaria asomaba por una grieta del hormigón. Una solitaria flor, roja como la sangre que volvía a percibir por las venas. Sacó el teléfono y le hizo una foto, por si olvidaba que la vida siempre se abre paso.

Microrrelato para el reto Escribir jugando de marzo del blog de Lídia. Requisitos: Seguir leyendo

Gol a la vida

soccer-891798_1920

GOL A LA VIDA

No podría estar más orgullosa de ti. Te veo tocar el balón y tengo que coger aire para frenar un sollozo. Tu primera vez desde el accidente; la vida te metió un gol, pero tú, mi hermano pequeño, nunca das un partido por perdido hasta que suena el pitido final.

Estás tan concentrado. Me pregunto si sientes mi mirada sobre ti, en cada momento, en todas las jugadas. Incluso en las que no participas. No te imaginas el esfuerzo que estoy haciendo para no animarte a gritos. Seguir leyendo

ELIGE EL ROJO

elige-tu-propia-aventura

ELIGE EL ROJO

Santi metió la llave en la cerradura, giró y empujó la puerta. Habrían pasado unos diez años desde la última vez que lo hizo. Hasta ahora se limitaba a tocar el timbre del portal, y para cuando llegaba al descansillo su madre le estaba esperando con una gran sonrisa. Le daba un beso, entraba hasta el salón y saludaba a su padre, quien con independencia del programa que echaran estaba sentado en el sofá viendo la televisión.

Ya no había nadie; el familiar olor penetró por sus fosas nasales y le llegó hasta el corazón, clavándose en él con dolor. Dos semanas antes la muerte le había arrebatado a sus padres por medio de un accidente de tráfico. No era justo. Deberían haber tenido más tiempo, su padre se acababa de jubilar e iban a viajar a Tenerife en verano para celebrarlo.

Seguir leyendo