Garabatos de Luna Paniagua

¿Regresión a la infancia? ¿Crisis de los casi cuarenta? ¿Impulso sin más? Por la razón que sea, el caso es que me ha dado por aprender a dibujar y, además, por compartir mis ilustr… dibu… mis rayajos. Para eso, he creado un nuevo blog: Garabatos de Luna Paniagua. Os animo a visitarlo, seguirme, y dejarme comentarios bonitos. O sinceros, como queráis, pero con tacto, por favor.

Venga, pinchad en la siguiente imagen y podréis ver las dos primeras entradas. ¡Os espero!

Garabatos_

Anuncios

La elegida

hands-545394_1920

LA ELEGIDA

Estaba seguro, la encontraría y sería la definitiva, no como las de antes, que no me aguantaban más de unos pocos años. Así que hice caso a mi nieto (ya tiene veinte años, ¡si parece que nació ayer!) y entré en una de esas páginas web especializadas. No vi muchas fotos y descripciones, enseguida apareció. Elegante, bien cuidada y buenas proporciones, era ella: la furgoneta en la que disfrutaría viajando a partir de entonces.

Reto: 5 líneas de Adella Brac. Agosto: páginas, antes y nació.

Con mi participación de julio en este reto conseguí… ¡la medalla de plata! ¡Gracias, Adella!

reto5lineas-plata-2018

Apocalipsis

banner-reto

APOCALIPSIS

Herida en sus entrañas llora Gaia
de sangre y savia, ácidas lágrimas
se funden en un río
encrespado, implacable, atronador,
mortal.
Sobre él se balancean los verdugos
apretados en un puente colgante.
Ya no existen fronteras, colores ni linajes,
ya da igual quién se es y a quién se ama;
porque ya no hay amor.
¡Ahora lloráis, malditos egoístas!
Suplicáis un perdón inmerecido.
Fue vuestra estupidez
la que inclinó a su lado la balanza
y arrasasteis con todo a vuestro paso.
El destino está escrito, no hay salida.
Caeréis. Moriréis.
Es la venganza de la Madre Tierra.

 

 

Microrrelato para el reto de escritura de agosto «Escribir jugando» de el blog de Lídia.

¿Quién eres?

questions-1014060_1920

¿QUIÉN ERES?

—¿Quién eres? ¿Por qué me haces esto?

Ania preguntaba lo mismo cada vez que el portillo se abría y alguien dejaba comida dentro del cuarto en que se encontraba. No recibía respuesta. Solo le habló dos veces: una, para ordenarle que se callara, tras despertarse en aquel lugar, desorientada y asustada, y comenzar a gritar; la otra, para decirle que comiera, ya que en un principio no probaba nada de lo que daba. No prestó atención a aquella voz masculina, rasposa y con un acento indeterminado. Seguir leyendo

Tenemos que entender que nadie abandona su hogar a menos que. .. — Cooperación con Alegría

Poco que decir. Solo que no entiendo que aún haya quien no entienda…

T enemos que entender que nadie abandona su hogar a menos que… Muy buenos días desde Etiopía. Hoy quiero compartir con tod@s vosotr@s este Desgarrador poema de Warsan Shire, poeta Somalí Nadie abandona su hogar, a menos que su hogar sea la boca de un tiburón. Solo corres hacia la frontera cuando ves que toda […]

a través de Tenemos que entender que nadie abandona su hogar a menos que. .. — Cooperación con Alegría