Los girasoles

eguzkiloreak

Ilustración de Luna Paniagua

LOS GIRASOLES

No falta a su cita del veinte de junio. Conduce media hora y camina, fatigado, los cien metros hasta el cementerio. Lo rodea y se para frente a la tapia trasera, tan cubierta de hierbas y zarzas que ya apenas se distingue la piedra. Le sorprende que a esas alturas aún no haya moras. No le asombra, sin embargo, que los tres girasoles que plantó más de siete décadas atrás sigan en pie. Hace años dejó de llevar otros tres en el coche para reemplazarlos. Los mira con fijeza hasta que se vuelven borrosos.

Seguir leyendo

Anuncios

Bajo el mar

39468590_2201804939861591_1514432750201864192_o

BAJO EL MAR

—Hola, ¡cuánto tiempo!

—Sí, hace por lo menos dos meses que no nos veíamos. ¿Qué tal el verano?

—Muy bien, primero fuimos de campin a Las Landas y luego al pueblo, a descansar mientras mis padres malcriaban a los niños. ¿Y tú?

—Genial, ¡he hecho buceo!

—¿Así que te gustó?

—Mucho, aún estoy entusiasmada, me gustaría gritarle al mundo lo que disfruté.

—Oye, ¿no tenías un blog? Cuéntalo ahí.

—Anda, qué buena idea.

Nueva entrada: BAJO EL MAR.

Reto: 5 líneas de Adella Brac. Septiembre: primero, mientras y hecho.

39519308_2201801609861924_2920250897088905216_o

Algo

banner-reto

ALGO

Sin esperarlo ni desearlo le ha llegado el momento. Deja tras de sí mil cosas en el tintero. Ve delante una puerta de plata; o por lo menos brilla como si lo fuera, piensa. Se imagina que al cruzarla le inundará la luz; sin embargo, cuando lo hace le atrapa la oscuridad. Y la nada.

No oye el pitido de la máquina que indica que su corazón se ha parado. Ni ve a su hija llorando sobre su pecho; si lo hiciera, sabría que aún es algo: un recuerdo.

Microrrelato para el reto de escritura de agosto «Escribir jugando» de el blog de Lídia.

La elegida

hands-545394_1920

LA ELEGIDA

Estaba seguro, la encontraría y sería la definitiva, no como las de antes, que no me aguantaban más de unos pocos años. Así que hice caso a mi nieto (ya tiene veinte años, ¡si parece que nació ayer!) y entré en una de esas páginas web especializadas. No vi muchas fotos y descripciones, enseguida apareció. Elegante, bien cuidada y buenas proporciones, era ella: la furgoneta en la que disfrutaría viajando a partir de entonces.

Reto: 5 líneas de Adella Brac. Agosto: páginas, antes y nació.

Con mi participación de julio en este reto conseguí… ¡la medalla de plata! ¡Gracias, Adella!

reto5lineas-plata-2018

¿Quién eres?

questions-1014060_1920

¿QUIÉN ERES?

—¿Quién eres? ¿Por qué me haces esto?

Ania preguntaba lo mismo cada vez que el portillo se abría y alguien dejaba comida dentro del cuarto en que se encontraba. No recibía respuesta. Solo le habló dos veces: una, para ordenarle que se callara, tras despertarse en aquel lugar, desorientada y asustada, y comenzar a gritar; la otra, para decirle que comiera, ya que en un principio no probaba nada de lo que daba. No prestó atención a aquella voz masculina, rasposa y con un acento indeterminado. Seguir leyendo

Vértigo

yellow-48823_1280

VÉRTIGO

A la menor oportunidad se escapaba por el balcón y subía al tejado. No fueron pocas las veces que lo encontré ahí sentado, sin atreverse a dar un paso. Me llamaba con voz quejosa y yo ponía la escalera, me acercaba hasta él y lo bajaba en brazos. Temblaba de miedo; sin embargo, después de un tiempo lo volvía a hacer.

Un día reunió el valor necesario para saltar. Es una casa de tres pisos; por suerte, los gatos siempre caen de pie.

Reto: 5 líneas de Adella Brac.   Julio: balcón, menor y sentado.

Visita guiada

banner-reto

VISITA GUIADA

Sigo los pasos del guía turístico y escucho atenta sus explicaciones. El templo de la Luna, así lo llaman ahora, aunque no ha sabido decirnos por qué. Expone las teorías de los historiadores con bastante acierto, excepto la de la muerte de su original moradora: no fue envenenada, sino empujada a un foso por su propio amante. Lo sé bien, porque soy yo. Nadie se ha dado cuenta de que mi rostro es el grabado en cada una de las estancias del templo; no me extraña, tampoco yo me reconozco al mirarme en el espejo tras cada reencarnación.

Microrrelato para el reto de escritura de julio «Escribir jugando» de el blog de Lídia.

Gol a la vida

soccer-891798_1920

GOL A LA VIDA

No podría estar más orgullosa de ti. Te veo tocar el balón y tengo que coger aire para frenar un sollozo. Tu primera vez desde el accidente; la vida te metió un gol, pero tú, mi hermano pequeño, nunca das un partido por perdido hasta que suena el pitido final.

Estás tan concentrado. Me pregunto si sientes mi mirada sobre ti, en cada momento, en todas las jugadas. Incluso en las que no participas. No te imaginas el esfuerzo que estoy haciendo para no animarte a gritos. Seguir leyendo

El hombre afortunado

fire-1159157__340

EL HOMBRE AFORTUNADO

Llevaba un hacha en la mano derecha y un leño en la izquierda. Colgó la herramienta en su lugar y entró en la cocina. Miró la chimenea: el fuego había prendido bien, de momento no necesitaría más madera, así que dejó la que portaba en el suelo. Se sentó con la espalda hacia las llamas. Comenzó a comer el jamón y el queso que le esperaban en la mesa desde que llegó. De vez en cuando le daba un trago a la bota rellenada con vino tinto.

Miró por la ventana. La primavera estaba al caer, pronto templaría y podría hacer eso mismo en la mesa de fuera. Sonrió. Tenía sesenta y cinco años y acababa de jubilarse. A partir de entonces, esa sería su vida; se sentía, sin duda, un hombre con suerte.

Relato para el taller de escritura de Literautas de junio. Requisitos: que el relato lleve por título El hombre afortunado. Reto opcional: que comience con la frase: «Llevaba un hacha en la mano».

 

Cambio de vida

arantzazu

CAMBIO DE VIDA

Recuerdo la primera vez que la vi, fue en el camino que lleva a Aránzazu. Se había apartado para dejar pasar a un coche. Entonces se giró y me miró, con esos ojos negros y profundos que aún hoy me tienen enamorado. Consiguió de mí lo que ninguna había logrado: compromiso y fidelidad. Perdí mi trabajo por dedicarme a ella en exclusiva, pero somos felices: estamos juntos, no nos falta de comer y ya hemos tenido nueve preciosos terneros.

Reto: 5 líneas de Adella Brac.   Junio: nueve, vez y camino.

reto5lineas-bronce-2018