Reseña: Spiculus

Comparto por aquí la reseña de Spiculus, de Juan Tranche, que he escrito para Moon Magazine. Os la recomiendo aunque no seáis aficionados a la novela histórica; yo no lo soy —no es que no me guste, pero me suelo decantar por otros géneros— y la he disfrutado muchísimo.

Podéis leerla haciendo clic aquí o en la imagen.

Juan Tranche

Encontraréis mis colaboraciones con la revista en este enlace.

Flor amarilla sobre pared gris

Flor amarilla

Todas la miran al pasar. A todas inspira.

Compone la poeta versos sobre estrellas;

colorea la pintora, óleo sobre lienzo;

anota la botánica: taraxacum officinale;

relaciona la lingüista dientes, flores y leones;

cavila la mitóloga acerca de sentimientos tan prohibidos como eternos;

imagina la soñadora un cielo gris vencido por el sol,

se contagia la pesimista de su resiliencia.

La corta la enamorada para regalársela a su amor, sin saber que, en dos días una y en dos meses el otro, ambos se marchitarán.

Llora la poeta su musa,

llora la pintora su modelo,

llora la botánica su asterácea,

llora la lingüista su muestra,

llora la mitóloga su efigie,

llora la soñadora su fantasía,

llora la pesimista su mala fortuna.

Llora la niña que esperaba, impaciente, para soplar.

diente de león

Letras inspiradas por la fotografía de Paloma que encabeza esta entrada. Es una de las maravillosas imágenes que comparte en su perfil de Instagram.

 

Pepito Pompero

Letras animadas P

(Poema infantil)

Pepito es mi nombre

Pompero mi apellido

pompeo a la mañana

pompeo a la tarde

pero no de noche

porque mamá se enfada.

¡Pepito!, grita, ¡¿qué haces?!,

¡para ya!  ¡Deberías estar dormido!

Por favor, mamá…, le contesto.

¡¡¡Pepito Pompero!!!

Pongo la oreja en la almohada y ya no protesto.

Por la mañana

primero desayuno, y luego

paseo por el parque

paro en el estanque, a ver a los

patos, les echo trocitos de

pan desde lo alto del

puente, les hago un montón de

pompas y ellos se

parten de la risa, ¡qué majos!

Pronto vuelvo a casa

para ayudar en la cocina

Papá hace lasaña, mamá

pone la mesa, y yo

picoteo frutos secos y

pinto caras con mayonesa

Parece que así no ayudo…

por lo menos, no mucho

¡pues yo quiero colaborar en algo!

pensaré una manera de echar una mano

para la próxima os la cuento

¡Pompas para todos y muchos abrazos!

Colaboración con Psicología y Logopedia BlaBla y sus «Letras animadas».

Amalia

Es tu mirada la que ilumina el universo. Tengo la certeza, mientras te contemplo sin que me veas mirarte. La siento en esta noche sin luna, en esta vida sin estrellas. Tú no lo sabes; desconoces que tus dos faros guían mi destino hacia una playa segura, alejan los truenos de mis temporales y refuerzan la quilla de mis emociones.

Pero tú, incauta, coqueteas indiferente con Morfeo. Ignorante de la desgracia que causarás. Ajena a que tus ojos sean algo más que un instrumento para mostrarte el mundo. Desconocedora de que me llevarás de vuelta a las tinieblas.

Observo, temblorosa, tus párpados cerrarse. Temo el momento en que tus pestañas concluyan el recorrido y la oscuridad vuelva a ser una realidad. Quiero gritarte que no lo hagas, que no me hagas esto.

Y entonces, sucede: escondes por completo tu mirada.

Compruebo, incrédula, que aún te veo. Miro al cielo, mas no encuentro el sol.

Entiendo, en este momento, que la luz siempre encuentra un modo de salir a través de ti. Porque tú eres la luz.

Letras inspiradas por la maravillosa pintura de Amaia L. Podéis ver más obras en su perfil de Instagram.

De comentarios y letras

Escritorio antiguo

El pasado 24 de octubre publiqué un acróstico por el Día de las Bibliotecas. Mi entrada inspiró a Magdalena y al «replicante oficial» JM VANJAV, los cuales me sorprendieron muy gratamente en los comentarios y quiero compartir sus creaciones.

Este es el acróstico de Magdalena (no ha sucumbido a mis peticiones de crear su propio blog):

Luchadora imaginaria
Ungida de la palabra
Narradora de letras
Autora de sueños
Parnaso del autor
Abecedario del término
Notable de la literatura
Ingenio de la inventiva
Artificio de la ficción
Genuina de la prosa
Única en el ingenio
Abundante en sabiduría.

Y este el de JM VANJAV:

Barco de conocimiento
Inmerso de imaginación
Buscando en nuestra mente
La sabiduría de las letras
Innatas a la escritura
Ondean cuál velas
Todas las páginas
Escritas al viento
Con el saber de los
Autores literarios

Muchas gracias a los dos por leerme y dejarme estas maravillas y a Carlos por la imagen que encabeza esta entrada.

 

Reseñas Trabalibros

TRABALIBROS

Tenía pendiente esta entrada desde hace meses, desde que comencé a colaborar como reseñadora en Trabalibros, una «web abierta  con vida propia donde libros, autores y lectores traban interesantes y extrañas conexiones».

Podéis leer mis reseñas a través de mi página de colaboradora o desde este blog, donde he abierto una sección en la que iré enlazándolas: Reseñas Trabalibros.

Os invito a visitar la web; no solo encontraréis reseñas literarias, sino también textos libres, noticias, biografías, entrevistas a escritores, información sobre editoriales y mucho más relacionado con la literatura.

Niebla

Comparto mi colaboración en Letras & Poesía:

IMG_20180128_120321

Imagen propia

NIEBLA

Sombrío el suelo, luz en las alturas

reina el frío de enero en tus entrañas

sol en el exterior

contraste seductor y misterioso.

 

Escondido en tu seno de algodón

despierta el pueblo lóbrego y cegado

envueltos por un manto de humedad

los abrigos, las almas y las ganas.

 

Escapé de tu abrazo en la alborada

rebasé tu frontera en la ascensión.

Ahora observo la magia de tu imagen

mar aterciopelado, fugaz, níveo y voluble,

aguardo a que tu estampa se diluya

subas el telón, mutes el paisaje

liberes de tu embrujo a los tejados.

 

Dejes paso a la luz.

 

Me he dormido

Comparto mi última colaboración en Letras & Poesía.

photo-256887__340

ME HE DORMIDO

Viernes, 1 de diciembre de 2017. Pedro se despierta por el ruido de pasos y gritos de niños en el piso de arriba. De inmediato se incorpora en la cama y piensa: «¡Me he dormido!». Debería haberse levantado a las 5:15 para fichar puntual a las 6:00, tal y como lleva haciendo los últimos diez años. Mira hacia la mesilla, el radiorreloj marca las 9:37 —no es posible, ¿cómo he podido dormirme?—. Pegado a él, ve una nota que puede leer gracias a la luz que entra por las rejillas de la persiana: MIRA ESTO, y una flecha señalando hacia la derecha, a un álbum. Lo coge y lo abre. En la primera página hay una foto de Raquel y suya el día de su boda; debajo, unas líneas escritas con la inconfundible letra de su mujer:

Seguir leyendo